Lockdown invernal en Alemania



Este año pasamos nuestro invierno en Alemania, para terminar este año loco cerca de mi familia. La idea como tal fue genial, pudimos disfrutar de bastantes viajes cortos y ver diferentes lugares (como has visto en nuestras posts de blog). Poco después de llegar, acercándose la fecha de Navidad, las medidas de lockdown se volvieron más estrictas. Esto significaba para nosotros adaptarnos y quedarnos en casa y sano. Tuvimos suerte, y eso también es algo que quiero señalar de inmediato: Estamos bien, nuestras familias están bien, así que para nosotros no había necesidad de quejaronos sobre pasar alrededor de un año en casa. Nos dimos cuenta muy rápidamente de algunas cosas, que muy probablemente cualquier otra persona también notó tarde o temprano:



La gente apesta. Especialmente aquellas personas que son egocéntricas, que no se preocupan por los demás y que prefieren disfrutar de su vida como si no estuvieron muriendose miles de personas en todo el mundo. Lo que también notamos es que al estar encerrado con la misma gente siempre: Necesitas espacio para ti mismo, porque es intenso y agotador estar cerca de la gente todo el tiempo, incluso los que amas. Y no quiero decir esto de mala manera, es sólo un hecho: En cuanto que más tiempo pasas con la misma gente más cosas te das cuenta de que empiezan a molestarte. Aquí hay unas pocas palabras, si tu sentiste eso también: Es normal. No te estreses por eso. Mejorará una vez que termine todo eso.



Mi cura milagrosa en estos días de encierro era la naturaleza. Salir tan a menudo como pueda, hacer ejercicio al aire libre, dar largos paseos por el bosque y simplemente disfrutar de la tranquilidad de los bosques. Pero también soy muy consciente del hecho de que esto es un privilegio. Muchas personas viven en medio de las grandes ciudades, donde no hay naturaleza cerca, donde no pueden simplemente escapar al bosque y olvidarse de lo estresantes que son las personas. Pero también siento: salir, y por simple que sea, es algo que cualquiera puede hacer. Si vives en el centro de una ciudad ve y explora lugares que no has explorado antes. Toma tu bicicleta para llegar aún más lejos, o simplemente da un corto paseo por tu parque favorito. Seguramente te sentirás mejor después.



En general, noté en mí mismo, como guía de turismo como adicto a los viajes, que tienes que cuidarte en tiempos como estos. Trate de no estresarme sobre cómo mi vida no es como era antes y trate de ver las cosas buenas. Estás sano, lo más probable es que aún tengas tu trabajo y si no: tienes mucho tiempo para reinventarte a ti mismo. Lo cual es una oportunidad, que tal vez nunca vuelvas a tener. Y si te sientes mal y sólo quieres ver la televisión todo el día, hazlo también: Esto también es cuidado personal. Haga lo que se siente bien para ti en estos tiempos difíciles. En algún momento la vida tal vez sea mejor de lo que podrías imaginar ahora mismo.